¿Por qué elegir un Corredor de Seguros?

El mal asesoramiento a la hora de contratar un seguro, es un riesgo muy común que afecta de manera notable en el mercado asegurador.

Para prevenir este riesgo o enfrentarlo, lo esencial es encontrar a asesores capacitados, que hagan su función de manera eficiente y excelente, pues son ellos los que tienen la tarea de hacer el proceso de la venta y postventa, y hacer que el cliente se sienta satisfecho con el producto contratado.

¿Por qué es conveniente tener un corredor de seguros?

Porque la alta complejidad del mundo de los seguros requiere un conocimiento especializado, tanto para el manejo de los riesgos potenciales que pueden tener los bienes o intereses patrimoniales de una persona –que es la primera tarea que hace el corredor–, como para la contratación de las mejores pólizas que puedan cubrir tales riesgos, así como la asistencia en caso de siniestro.

Quien tiene una póliza y ha sufrido un siniestro tiene en el corredor de seguros el mejor aliado para hacer adecuada y oportunamente la reclamación ante la aseguradora y para recibir la asesoría en todo el proceso hasta obtener el pago de la indemnización.

¿Vale mucho contratar a un corredor de seguros?

La remuneración del corredor está a cargo de la aseguradora con la cual el tomador ha contratado las pólizas, y por el hecho de utilizar a un intermediario para hacerlo, no puede la aseguradora incrementarle el valor de la prima, o disminuírla porque lo hace sin corredor. Es decir que para el tomador el coste de la prima es igual con o sin corredor y la diferencia es que tendrá, sin coste adicional, un asesor especializado en un tema de alta complejidad.

¿Qué ofrece un corredor de seguros?

– Servicio Personalizado: Frente a la frialdad de otras prácticas comerciales, el corredor de seguros garantiza el trato directo y personal con el Cliente para determinar el contrato más idóneo en cada caso.

– Servicio Adaptado: exclusivamente a la demanda y necesidades concretas del cliente, sin añadidos innecesarios que únicamente servirían para encarecer el contrato.

– Servicio Integral: El corredor de seguros, gestiona absolutamente todos los trámites necesarios, desde la contratación y formalización del seguro hasta su renovación y tramitaciones periódicas; desde la confección de los partes de siniestros hasta la formulación de reclamaciones a la entidad aseguradora.

– Defensa de los intereses del asegurado: En aplicación de las funciones que le confiere la ley, el corredor de seguros defiende los intereses del usuario frente a las compañías, a las que no le unen ningún tipo de vínculos. Como defensor de los intereses del asegurado, le prestará siempre su asistencia y asesoramiento profesional.